El centrocampista del FC Barcelona, Cesc Fábregas, coincidió con su entrenador en el análisis de la final del Mundial de Clubes y señaló la posesión de balón como principal arma del equipo azulgrana, ya que si el Santos no tiene la pelota "no habrá Neymar" de cara a un partido para el que "los horarios y el cansancio no son ninguna excusa".