La FIFA ha atendido la petición del FC Barcelona y permitirá a los jugadores azulgranas saltar al césped en la final del Mundial de Clubes, que disputarán este domingo frente al Santos brasileño, con una camiseta de apoyo a David Villa, que se fracturó la tibia en el encuentro de semifinales ante el Al Sadd.