La selección española de fútbol sala concluyó este sábado su último entrenamiento antes de medirse mañana a Bosnia, en un partido en el que una victoria le daría el pase como primera de grupo al torneo PreMundial, que servirá para decidir los equipos que disputarán la cita mundialista.